Cheetos, para hacer algo sin hacer nada

Cheetos

Caray, hay veces que me siento frente al teclado con ganas de escribir y no encuentro qué poner. Se me queda la mente en blanco. Es como cuando uno está aburrido con el mando de la tele en la mano y no paramos de hacer zapping, con la mirada fija en la pantalla, pero casi casi, atravesándola. Y es entonces cuando surgen las ideas más raras.

Así estoy ahora. Sin ganas de buscar demasiadas cosas por mucho humor que se trate, pero con la mano (eso que no falte) metida en un paquetito de snacks. Y es que en momentos así no hay nada más entretenido que picotear y picotear. Snacks… pues sí, Cheetos. Es lo clásico ¿no?. ¡Que levante la mano el que no los conozca o no los haya comido alguna vez! da igual que sean «rizos» o «pelotazos» o que sean mezclados (es lo mejor, al menos, para mí),.

Bueno, que me despisto… que ésto es de humor y no hago más que hablar y hablar (y comer -ya me han regañado dos veces a mi lado por la escandalera que tengo montada con tanto masticarlos y crujirlos-)…


El caso es que en uno de estos despistes, miré el paquetito, ví la marca, Cheetos, y se me ocurrió buscar cosas sobre ellos… y zas, resulta que tienen un blog propio que está bastante cachondo. De hecho, tienen curiosas actividades y cosas hechas con Cheetos, algunas de ellas bastante graciosas.



Tags: , ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top