Pregunta interesante de una niña

compañera de vuelo

¡Qué cuidadito hay que tener con las niñas!, que no son lo que parecen, y menos cuando te hacen una pregunta…

Se encontraba un caballero sentado en un avión junto a una niña de mirada tierna y angelical. El hombre, quizás agobiado por el vuelo, se gira hacia la niña y le dice:

– ¿Qué te parece si charlamos un poco? me han dicho que los vuelos se hacen más pasables y cortos si se habla con la persona que tiene al lado.

La niña, con un ligero giro de ojos hacia el techo, y un sutil e imperceptible cabeceo, cierra el libro que acababa de abrir y le pregunta en un lenguaje impropio de su edad:

– Muy bien, ¿sobre qué le gustaría conversar?

El hombre, que se ve que muy ducho no era en el trato con las niñas, le contesta:

– Pues no sé, ¿qué te parece sobre física nuclear?


-“Bueno”, le responde la niña, “pero primero permítame hacerle una pregunta: un caballo, una vaca y un ciervo comen la misma hierba. Sin embargo, los excrementos del ciervo son pequeñas bolitas, el de la vaca una auténtica plasta mientras que el del caballo más bien es como ua pelota seca y pastosa. ¿Por qué piensa que, comiendo lo mismo, sin embargo, hagan sus heces tan distintas?”

El caballero, muy sorprendido por haber encontrado una niña tan inteligente, se lo piensa un momento, y le responde:

– Pues no tengo ni idea, la verdad.

La niña, de nuevo con su mirada tierna y angelical, le vuelve a contestar al caballero:

– Y ahora, dígame Usted, ¿de verdad se siente capaz de hablar de física nuclear cuando ni siquiera sabe de mierdas?

Print This Post


1 comentario

Comments RSS

  1. julieh dice:

    m gusta..hehehe..q inteligent XD..

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top